Día de La Rioja 2007
larioja.com
ENCUESTA

¿Te gusta el programa del Día La Rioja?
No


TVR


- El Día de La Rioja en TVR
Día de La Rioja
Eliseo Pinedo, autor de la música.

LA LETRA NO OFICIAL DEL HIMNO


«Eres Rioja, tierra sin descanso, temprana en flor, a todas horas madre.
Se sabe que eres tú con sólo olerte; tu aroma es tuyo; como el tuyo, nadie.
Señorío bodeguero por Haro, bajo el Toloño. Alfaro, la monarquía del trigo. Azul sendero Santo Domingo. Logroño, salmo de la alegría. Catedralicia y huertana Calahorra la romana. Nájera, corte y ojiva en gótica filigrana.
Fortaleza de luz viva Torrecilla. Y en Cervera la mudéjar, primavera derramando miel y oliva. Arnedo, jugoso beso del Cidacos que lo baña. Nueve diamantes de peso en la corona de España.
María de Valvanera, en la sierra te vi un día; dicen que la sierra es fría; yo digo que es una hoguera. María de Valvanera presta calor a las vides y nunca jamás me olvides. Ni aún después de que me muera; María de Valvanera».

La tierra se hizo música

El himno fue aprobado en 1985 a partir de la música de Eliseo Pinedo

Inicialmente tenía letra de Lope de Toledo pero no se llegó a oficializar

MARÍA CASADO / Logroño

Hay tres elementos claves en la identidad de una tierra: bandera, escudo e himno. La comunidad riojana tiene las tres, aunque no todas ellas gozan de la misma popularidad. Y es que si bien las dos primeras son reconocidas por la inmensa mayoría de riojanos, el himno es otra cuestión. Utilizado en actos oficiales, uno de los momentos más especiales en los que suena ocurre cada 21 de septiembre en el paseo del Espolón.

Pero su situación cotidiana no es tan buena: la juventud desconoce su existencia, la inmensa mayoría de adultos lo recuerda por las cintas de cassette que distintos periódicos han entregado en varias ocasiones y tan sólo los más inquietos se han hecho con ella través de la página web del Parlamento riojano... Más allá de todo ello, el himno también cuenta con un nacimiento, pues como cita Jesús Vicente Aguirre en su libro ‘La Rioja empieza a caminar’: «Los himnos, como las banderas, no existen desde siempre».

El himno de La Rioja comenzó a perfilarse en el año 1965. Entonces la Diputación Provincial encargó la letra al cronista oficial de la provincia, José María Lope de Toledo, (quien también fue director de este diario). Poco después el ilustre Eliseo Pinedo era el elegido para componer la música. «Se lo propusieron ese verano; fueron unos meses muy intensos porque Eliseo estaba ilusionado y había mucho que ensayar», recuerda su viuda, María Teresa Hernández. Después de eso la primera vez que sonó fue en el teatro Bretón de Haro, el 7 de septiembre de 1965, durante los juegos florales en la víspera de la festividad de la Vega. «Se celebraba el día de la Provincia –apunta María Teresa–, gustó tanto que se repitió seis veces». Sin embargo, el estreno oficial sería días más tarde, el 21 de septiembre, durante el Pisado de la Uva.

Con la llegada de la democracia, la Comisión de Autonomía revisó el tema en 1979, pero no sería hasta 1985 cuando se aprobó oficialmente en la Ley de Signos de identidad riojana. En su articulo 8 «se declara himno de la Comunidad Autónoma la composición musical denominada La Rioja», y en el siguiente se apunta que «el himno deberá ser interpretado en los actos oficiales de carácter público y de especial significación de las instituciones autonómicas». Pero no se aprobó la letra. En su lugar se propuso que el Instituto de Estudios Riojanos la redactase «en sintonía con la sensibilidad riojana». Ahí quedó todo. Así pasaron los años hasta que en el 1993 el Partido Popular (en la oposición) pidió que se aprobara un decreto que reconociera la letra de Lope de Toledo como la oficial. No salió adelante.

Ahora, mucho tiempo después, sigue sin haber una letra que cantar cada vez que suena la composición de Eliseo Pinedo. Y si hay que remover entre la memoria de los riojanos las melodías más representativas, en muchas ocasiones sigue apareciendo la reivindicativa canción ‘La Rioja existe pero no es’ del trío ‘Carmen, Jesús e Iñaki’, aunque como ellos mismos reconocieron, nunca pretendió llegar a convertirse en himno.

Volver


ALFARO


NÁJERA